Las operaciones de recompra, una práctica generalizada en el mercado europeo de vehículos industriales hasta hace unos meses, han generado un parque de unidades que han ido revirtiendo a las marcas, generando un nuevo quebradero de cabeza para los fabricantes.

Cada marca se ha ido enfrentando a esta situación en la medida que les ha ido afectando con diversas medidas relacionadas con el mercado secundario y de segunda mano, bien directamente o a través de sus redes nacionales.

En este escenario, Renault Trucks ha diseñado un plan integral para vehículos usados centrado en la transformación de tractoras de larga distancia procedentes de operaciones de ‘buy-back’, entre otros, para darles una segunda vida en los segmentos de distribución regional o de obra y construcción.

Así mismo, la marca francesa también ha desarrollado un programa para la renovación de piezas y recambios con garantía oficial.

renault-tranformado-volquete-obra

Los X-Road son tractoras transformadas para su uso en transporte de obra.

Transformar tractoras en rígidos y vehículos de obra

Por lo que respecta a los usados, el fabricante ha establecido una nueva orientación estratégica con la que quiere mejorar su imagen, así como renovar su estructura de ventas e impulsar el valor de la compañía, a través de su nueva marca ‘Used Trucks by Renault Trucks‘.

Este programa se centra en insertar dentro de los procesos de su centro de producción de la planta de la localidad francesa de Bourg-en-Bresse un nuevo sistema de producción que se focalizará en transformar tractoras de larga distancia, procedentes de operaciones con opción de recompra en vehículos rígidos para distribución, los vehículos P-Road, así como en vehículos de obra, los X-Road, con el fin de cubrir la escasez de este tipo de vehículos y obtener una mayor rentabilidad de sus operaciones de ‘buy-back’.

Así pues, la factoría de Bourg-en-Bresse ya transforma diez tractoras a la semana en rígidos y vehículos de obra para el mercado europeo y se prevé que estas instalaciones estén en condiciones de montar 20 vehículos de este tipo a la semana, para alcanzar un total de 800 vehículos transformados a lo largo de 2019 con un proceso estandarizado de alta calidad que, además, permite un alto grado de personalización de las unidades.

Por lo que respecta al mercado español, el fabricante ya ha vendido 50 unidades transformadas este año y prevé duplicar esa cifra de cara a 2019.

En paralelo, Renault Trucks está haciendo hueco en los concesionarios de su red para estos vehículos con una nueva identidad corporativa para este segmento, que, según sus previsiones, estará presente en un total de 70 concesionarios a finales de 2019.

Por lo que respecta a España, estos vehículos transformados podrán encontrarse en seis puntos de venta a finales de año, en Murcia, Madrid, Sevilla, Pamplona y otras dos instalaciones más, con vistas a que sean once los concesionarios con la marca ‘Used Trucks by Renault Trucks’ en España.

Además, el fabricante también ofertará estas unidades en una página web, desde la que se podrá acceder a unidades disponibles en todo el continente europeo.

renault-transformado-para-autoescuela

Los P-Road son tractoras transformadas como rígidos.

Piezas reformadas

Junto con esta iniciativa, Renault Trucks también ha desarrollado una oferta de piezas de recambio reformadas, con un nivel de garantía equiparable al que tienen la piezas originales nuevas y con un precio que se coloca entre un 30 y un 50% por debajo de estas.

Con este servicio, que tiene la denominación comercial de eXchange, la marca busca mantener a sus clientes dentro del mercado de piezas oficiales y evitar que acudan al mercado alternativo y que, de este modo, pueda tener a su disposición más de 2.000 referencias diferentes, a las que se incorporarán el año que viene piezas para vehículos Euro6.