Renault Trucks ha instalado un taller especializado de transformación de vehículos usados en su planta industrial de Bourg-en-Bresse, al este de Francia, en el que se transformarán vehículos con una antigüedad menor de 5 años, que pasarán por un proceso de adaptación.

Esto supone ofrecer a los clientes camiones de ocasión a medida y poder responder de manera rápida y eficaz a sus expectativas. En el mercado español, actualmente está creciendo el segmento de la construcción, por lo que muchos profesionales buscan productos para desarrollar su actividad que se ajuste a sus necesidades financieras y de negocio. 

De esta forma, el fabricante proporciona a los usuarios vehículos adaptados a cada actividad, con un elevado nivel de calidad y robustez. Actualmente, se realizan dos adaptaciones principales, todas ellas en las gamas T y Premium Ruta, consistentes en la transformación de tractoras en camiones rígidos, y de vehículos de larga distancia en camiones de suministro de obras X-Road.

En el primer caso, se efectúa un cambio de largueros, así como la retirada de la cabina, la cadena cinemática y las suspensiones. Este método permite ampliar las distancias entre ejes y garantiza la robustez del vehículo para todo tipo de carrocería y uso.

En el segundo, se equipa el vehículo con un nuevo parachoques de acero, neumáticos 315/80 con perfil mixto, un escalón de acceso más resistente y una placa de soporte de quinta rueda reforzada, dotándolo además de una distancia al suelo más elevada. También se añade a la caja de cambios el modo ‘off-road’ y se actualiza el software del motor. 

La comercialización del Renault Trucks T X-Road comenzará en Europa en octubre de 2017. Hasta final de año, el taller habrá transformado 300 vehículos de ocasión y su objetivo es alcanzar una capacidad de 500 al año a partir de 2018.