Renault Trucks ha extendido a sus gamas de construcción C y K la posibilidad de incorporar un contrato de mantenimiento conectado.

Este servicio, disponible desde primeros de año en sus vehículos de larga distancia de la gama T, permite anticiparse a las incidencias que puedan generar una inmovilización del vehículo, ahorrando tiempo y mejorando de esta forma su rentabilidad.

La marca gala estima que más de 1.150 vehículos de la Gama T ya están conectados al servicio de mantenimiento predictivo de Renault Trucks, como parte de la primera fase de un ambicioso proyecto que incorpora nuevos vehículos cada día, con mayor información que garantice el objetivo de una predicción optimizada cada vez de mayor precisión.

En este mismo sentido, el fabricante francés calcula que este mantenimiento conectado ha conseguido mantener en carretera a más de 300 camiones sin interrupciones gracias a las alertas predictivas, con ahorros en términos de costes y tiempo para los transportistas, gracias a la sustitución de piezas con antelación, antes de que su uso pudiera generar cualquier inmovilización del vehículo.

La marca gestiona la prevención de averías a través de la información recogida telemáticamente y tratada en tiempo real desde la central de Gante, mientras que su red oficial en España se encarga del seguimiento de la evolución real de los elementos de cada vehículo.