El Grupo Renault anunció la pasada semana que ha vendido todas sus acciones en Volvo AB. Hasta ahora, Renault mantenía un 6,5% del capital del fabricante sueco de camiones y autobuses y el 17,2% de los derechos de voto. Tras esta operación, el grupo automovilístico galo ya no cuenta con ninguna acción en AB Volvo. La salida del capital de AB Volvo se inició en octubre de 2010 con la venta de Renault de toda su participación en acciones de la Serie B, que en aquel momento representaban el 14,9% del capital social y el 3,8% de los derechos de voto de AB Volvo.

La venta del bloque de 138.604.945 acciones Serie A se ha realizado a través de una prospección de la demanda acelerada y una colocación privada en Suecia y el resto del mundo. Asimismo, Renault ha indicado que las acciones han sido vendidas  a un precio de 92,25 coronas suecas cada una, por un total de 12.780 millones de coronas, equivalentes a 1.459 millones de euros.

Renault entró en Volvo AB en 2001 y fue el primer accionista de esta sociedad sueca que se dedica sobre todo a la fabricación de camiones, autobuses, utilitarios y maquinaria de obras, y que se separó en 1999 de la actividad automovilística que también utiliza la marca Volvo, ahora propiedad del grupo chino Geely.

Fortalecer las inversiones del Grupo

Los fondos recaudados a través de esta venta servirán para fortalecer la estabilidad financiera del grupo Renault, y se destinarán prioritariamente a la reducción de la deuda neta del grupo automovilístico; al programa de inversiones, con unos 1.000 millones de euros para las plantas de producción en Francia (en particular Cleon, Sandouville y Douai), que representan alrededor del 40% de las inversiones industriales del Grupo en el año 2013 y también a inversiones estratégicas internacionales del Grupo, especialmente en Rusia y China, que constituirán nuevas oportunidades de crecimiento para el fortalecimiento del Grupo.

Además de esta operación, el grupo galo también acaba de formalizar  en Moscú el acuerdo por el que la alianza formada con su socio japonés Nissan invertirá  560 millones de eurosen la empresa común creada con la compañía estatal rusa Russian Technologies State Corporation, y que tendrá como activo el constructor local AvtoVaz.