Locomotoras eléctricas de Renfe Mercancias de la serie 253

"El tren tiene que ser una pieza más incardinada en la cadena logística".

Según el presidente del operador público ferroviario, Julio Gómez Pomar, en una charla en la Cámara de Comercio de Tarragona, Renfe busca un socio internacional que le ayude a impulsar el negocio de mercancías y de esta forma «aumentar el valor añadido del ferrocarril en la cadena logística, que ahora es del 30 %»

Pomar ha afirmado que «el tren tiene que ser una pieza más incardinada en la cadena logística, pero ahora es el 30 % del valor añadido» por lo que «se busca un procedimiento con Competencia para aliarse con un socio industrial internacional que nos ayude a tener más trenes internacionales«.

El presidente ha reconocido que el tráfico de mercancías tiene «un problema estructural» frente a la «flexibilidad de la carretera», aunque esta desventaja también cabe achacarla a los «cuellos de botella» y a la «proliferación de muchas plataformas logísticas de pequeña escala, en vez de pocas y grandes«, que no permiten optimizar su logística dentro de los parámetros de gestión del ferrocarril.

Tras la conexión de Barcelona con el ancho de vía internacional, Gómez Pomar ha considerado «esencial que Tarragona y Valencia» también tengan esta infraestructura y, «por supuesto, los puertos exportadores, sobre todo los mediterráneos«.

Evolución de los tráficos

El crecimiento del tráfico de mercancías por ferrocarril es sostenido, aunque Pomar ha reconocido la existencia de grandes diferencias entre Cataluña y el resto de España, gracias al dinamismo comercial catalán.

Pese a que Renfe está decidida a estimular esta línea de negocio, su presidente ha reconocido que no alcanzarán las cuotas alemanas, superiores al 20%, ni las francesas, superiores al 10%, pero ha afirmado que es necesario mejorar el 4 % actual de cuota de mercado en el transporte de mercancías.