Renfe Mercancías ha iniciado el servicio regular de transporte de trenes de automóviles de 600 metros entre la factoría de Renault en Palencia y el puerto de Santander. El aumento de la longitud de estos trenes permite transportar un 15% más y optimiza la cadena logística.

En el mes de mayo se realizaron unas pruebas para poder ampliar la longitud de los trenes de mercancías para transporte de coches. Dos meses después, la compañía ha iniciado el transporte regular con trenes de 600 metros. Este aumento de capacidad supone dos vagones más por tren hasta alcanzar los 20 vagones, lo que se traduce en 20 automóviles más por tren, un 15% más de capacidad que los actuales trenes.

Este aumento de longitud supone una optimización de los recursos de todos los participantes en este esquema logístico, ofreciendo al fabricante Renault una mayor capacidad para la exportación de su modelo Kadjar, con un gran tirón de ventas dentro y fuera de España.

Dos trenes diarios 

Ya se está pensando en ampliar a un segundo tren diario de esta longitud. El objetivo es llegar al mes de octubre, en el que Renault tiene previsto un aumento importante en la fabricación.

Este nuevo tráfico es la constatación de un esquema logístico para exportación colaborativo entre el ferrocarril y los puertos, que permite realizar un transporte masivo, fiable y regular que da respuesta a la necesidad de los fabricantes de automóviles.