Locomotoras diésel de Renfe

Desde Fomento, se han comprometido a no contratar más trenes de propulsión diésel.

Renfe, en colaboración con Gas Natural Fenosa y Enagás, pondrá en marcha en diciembre de 2017 la primera prueba piloto de tracción ferroviaria con Gas Natural Licuado, GNL, de Europa y la primera en el mundo en el sector ferroviario de viajeros, según ha avanzado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Esta experiencia piloto, que se desarrollará durante cuatro meses en la vía de ancho métrico que une los municipios asturianos de Figaredo y Trubia, permitirá probar el uso de este combustible, así como sus ventajas ambientales y económicas, en los servicios comerciales de cercanías.

El proyecto sirve como anticipo del plan que el operador ferroviario presentará a comienzos de 2018 para cambiar el material rodante que utiliza, ya que desde Fomento se han comprometido a no contratar más trenes de propulsión diésel, tal y como recoge El Economista.

Además, De la Serna ha adelantado que Adif sacará a concurso en el plazo de un mes el ‘Smart Grid Ferroviario‘, una red inteligente de gestión eficiente de energía tanto en alta velocidad como en convencional.

Esta plataforma permitirá tomar decisiones en tiempo real y facilitará la implementación de mejoras para adaptar el consumo de energía a la demanda real. El proyecto, que tendrá una duración de dos años, contará con una inversión de cinco millones de euros.