El GNL es un combustible que está encontrando una aplicación cada vez más generalizada en el transporte marítimo, especialmente desde que está en vigor la nueva normativa de la OMI, con lo que cada vez más puertos y empresas se centran en tener disponibilidad de este combustible para facilitar los tráficos de los buques que lo emplean.

En este sentido, Repsol LNG Holding ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Bilbao el otorgamiento de concesión para ocupar una superficie de tierra de unos 7.443 m² y una superficie subterránea de 429 m² en el muelle A-6 de la ampliación del enclave portuario vizcaíno.

La filial de la compañía petrolera tiene previsto destinar estas instalaciones a la construcción y explotación de una estación de suministro de GNL como combustible para buques, con lo que añadiría un nuevo servicio de suministro de combustibles a los que ya ofrece en la dársena bilbaína.

Ante esta solicitud, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha dado inicio al trámite de competencia de proyectos, con el fin de que durante el plazo de un mes puedan presentarse otras solicitudes en relación con este espacio del recinto portuario vasco.