El BOE del viernes 26 de abril ha publicado el anuncio de la Autoridad Portuaria de Gijón para la licitación del contrato de servicios para la «Gestión integral de los Servicios Ferroviarios en el Puerto de Gijón«.

En principio, el contrato tendrá una duración de dos años con la posibilidad de prórrogas anuales, sin que el periodo inicial más las posibles prórrogas superen los cuatro años. El valor estimado del contrato es de 1.080.000 euros, mientras que el presupuesto base de licitación alcanza un total 653.400 euros, iva incluido.

En cuanto a los criterios para la adjudicación, se valorará con un máximo de 60 puntos sobre 100 la oferta económica y con 40 puntos sobre 100 la oferta técnica.

Las empresas interesadas en concurrir a la licitación pueden obtener la documentación en la Dirección de Operaciones Portuarias de El Musel.

La presentación de ofertas, o de solicitudes de participación en el contrato, tiene un plazo de 15 días a partir de este sábado 27 de abril, y si fuera sábado, domingo o festivo se trasladará al primer día hábil siguiente.

La presentación de las ofertas se realizará en la propia Autoridad Portuaria de Gijón y la apertura de las mismas se comunicará a los licitadores próximamente.

Gran actividad ferroportuaria

El Musel, con 32 kilómetros de vías y dos entradas ferroviarias por Aboño y Jove y conexiones con todos sus muelles, es la dársena española con mayor tendido ferroviario. El puerto de Hamburgo tiene una red ferroportuaria de 375 kilómetros.

La terminal gijonesa tiene una actividad ferroportuaria importante, con el 11,4% del total de sus tráficos en ferrocarril, muy por encima de la media española y similar a la europea. En cuanto a las mercancías que salen o entran del puerto gijonés por ferrocarril, son mayoritariamente carbón térmico y siderúrgico, productos de Arcelor y cereales.

En la red ferroviaria de El Musel operan seis compañías, como son Renfe, Feve, Acciona Rail, Comsa Rail Transport, Arcelor-Mittal Siderail y ACS.

El primer tren privado de España, salió el 11 de julio de 2007 de los muelles gijoneses, con una carga de carbón que Acciona transportó hasta la térmica de La Robla para Unión Fenosa.