terminal_maritima_zaragoza

El tiempo de tránsito será de 24 días, lo que ofrece una mayor competitividad a las empresas y abre el abanico de opciones logísticas.

El primer tren de exportación con destino China ha salido desde la Terminal Marítima de Zaragoza, tmZ, lo que supone un hito en las relaciones comerciales entre ambos países y abre nuevas posibilidades para los destinos intermedios.

La mercancía transportada es del sector de las energías renovables que viajan en forma de convoy dedicado de 15 contenedores, con destino final en la región china de Xinjiang, en un tren operado por DSV. Esta región es de enorme complejidad logística al tener frontera con Mongolia, Rusia, Kazakhstán, Kyrgyzstán, Tajikistán y Afganistán. Además, al no contar con un operador ferroviario regular, este servicio tiene también un valor cualitativo para favorecer el comercio internacional.

El tiempo de tránsito será de 24 días, lo que ofrece una mayor competitividad a las empresas y abre el abanico de opciones logísticas. De este modo, el transporte marítimo es la solución más económica cuando la entrega no es urgente, el avión, la más veloz pero con mayores costes, y el ferrocarril se posiciona como una alternativa intermedia.

En 2017, tmZ ha operado 2.428 trenes, un 18% más que en 2016; 151.639 TEUs ferroviarios, también un 18% más; y 343.583 TEUs totales manipulados, un 14% más. El pasado ejercicio ha sido también el primer año de puesta en marcha del servicio de contenedores reefer ‘Canal Frío’, en el que se han manipulado 12.924 TEUs bajo control de temperatura.

Ahora trabaja en nuevas alternativas con la denominada ‘ruta de la seda’ donde, una vez desarrollada la solución marítima, ahora se abre la posibilidad terrestre, tanto para el destino final en China como para los destinos intermedios en el norte de Europa o los países del Este.