Scania ha repetido victoria por cuarto año consecutivo en el certamen ‘Green Truck’ alemán, en el que se persigue el menor consumo de combustible, en una prueba realizada al norte de Múnich y en la que han participado tres marcas. Con esta victoria, la marca del grifo suma cinco triunfos desde que se iniciara este premio anual en 2013.

Scania, en esta ocasión con un R 540, ha obtenido un consumo medio de combustible de 25,14 litros/100 km y una velocidad media de 80,42 km/h.

Las pruebas se supervisan rigurosamente y se llevan a cabo en las carreteras públicas al norte de Múnich durante una semana en el mes de septiembre.

Las condiciones climáticas y de tráfico se compensan usando un camión de referencia y, además, todos los camiones ruedan con la misma marca de neumáticos, que, para la ocasión, cuenta con el mismo desgaste y presión.

La marca escandinava estima que el motor de combustión interna y el combustible diésel seguirán siendo los principales pilares de los sistemas de transporte por carretera durante el resto de esta década.

Además, en este período de transición hacia energías más limpias, los avances en los motores diésel se centran en la mejora continua de la eficiencia en el consumo de combustible.