nissan-barcelona-campa-portavehiculos

El comité de empresa ha rechazado las medidas planteadas por Nissan Motor Ibérica.

La dirección de Nissan Motor Ibérica no ha conseguido aún llegar a un acuerdo con los sindicatos sobre el XXIV Convenio Colectivo y las medidas de competitividad de las plantas de Barcelona, ni siquiera con la mediación del departamento de Trabajo de la Generalitat de Cataluña.

El fabricante ha ofrecido a sus empleados compensar las prejubilaciones con el 85% del salario neto hasta la jubilación a los 63 años de edad y proporcionar una prima en un único pago equivalente al 5% para las personas que se acojan a las prejubilaciones.

Además, pretenden implementar un plan de bajas voluntarias e incentivadas hasta el 31 de marzo de 2020, mejorando las condiciones actuales, que incluyen la indemnización legal más 50.000 euros netos.

En cuanto al incremento salarial, ascendería al 3% en total durante el periodo de vigencia del convenio, y se pondría en marcha un plan de formación para mejorar las habilidades de operarios y especialistas.

Por otro lado, la empresa se compromete a abonar la cantidad equivalente al 1% de las tablas salariales y demás conceptos retributivos, en el caso de que llegada la fecha de finalización del convenio, en 2022, no se hubiera asignado un nuevo vehículo a la planta de Barcelona.

La dirección, que pretende invertir 70 millones en una planta de pintura de última generación adaptada a los nuevos requisitos medioambientales, estaba convencida de que las condiciones planteadas coincidían con las diferentes demandas planteadas durante la negociación por los trabajadores.

Sin embargo, el comité de empresa, en lo que Nissan califica como algo «inesperado e inexplicable» además de «un ejercicio de gran irresponsabilidad«, ha rechazado todas estas medidas. La división ibérica ha decidido entonces informar de lo sucedido a la dirección del grupo para que tome las decisiones oportunas.