Los sistemas electrónicos Man de asistencia al conductor proporcionan un aumento de la seguridad en el tráfico rodado diario y repercuten de forma positiva en el consumo de combustible. Así lo corroboran los resultados de euroFOT, el primer ensayo práctico a gran escala en Europea de sistemas de asistencia al conductor.

Man ha participado en este proyecto de investigación de cuatro años de duración, con un total de 57 camiones pertenecientes a 21 empresas de transporte. Durante el periodo de prueba y utilizando el control de la velocidad de crucero (Adaptive Cruise Control, ACC), los camiones consumieron, de media, cerca de un 2% menos de combustible.

En los transportes de larga distancia dentro de Europa, los vehículos se equiparon con los sistemas Man de asistencia al conductor ACC y Lane Guard System (LGS) y recorrieron hasta el final del ensayo práctico, en junio de 2012, más de 7,5 millones de km. Lo que se estudiaba era la eficacia de los sistemas electrónicos de asistencia al conductor en tráfico rodado en relación con los factores de seguridad, medio ambiente, aprovechamiento y aceptación por parte del conductor.

El ensayo práctico se realizó en tres fases: tras la fase de especificación se inició el ensayo de prueba, donde se analizó el comportamiento de la marcha, primero sin sistemas de asistencia y, a continuación, utilizando el control de la velocidad de crucero (ACC) y el sistema de advertencia de abandono del carril (LGS).

Además, se recogieron todos los hallazgos subjetivos de los conductores, la información sobre la influencia y beneficios de los diferentes sistemas en el día a día.

El ensayo práctico finalizó con un estudio de impacto. Para el registro de los datos obtenidos durante la marcha, los camiones se equiparon con registradores de datos, que transmitían los resultados para su posterior tratamiento a un servidor central del proyecto.

Tanto los resultados del ensayo práctico como la valoración de los conductores muestran claramente la positiva influencia de los sistemas de asistencia al conductor en el tráfico rodado real.

Resultado del ensayo

Usando el control de la velocidad de crucero, se redujeron en más de un 35 % sucesos críticos como, por ejemplo, volantazos o frenadas bruscas. La cantidad de distancias críticas con respecto al vehículo que circula por delante se redujo de media un 50%.

Camión MAN equipado con sistema de asistencia al conductor.

Camión MAN equipado con sistema de asistencia al conductor.

El ACC contribuye a la conducción ecológica. Así, durante el tiempo que duró el ensayo, el consumo de combustible de los vehículos utilizados disminuyó en aproximadamente un 2%, mientras que la velocidad media aumentó cerca

de 1%. La utilización del sistema de advertencia de abandono del carril convenció por una mejor permanencia en el carril así como por un comportamiento de dirección más tranquilo. El LGS también influyó positivamente en la disposición de los conductores a encender los intermitentes para indicar un cambio de carril.

Resultados conductores

Un 94 % de los conductores sintió un aumento de la seguridad con el Adaptive Cruise Control. Un 77 % de los encuestados señaló la comodidad de viajar con el sistema.

Los conductores también encontraron de gran ayuda utilizar el ACC en tramos con prohibición de adelantamiento, así como al conducir de noche y bajo condiciones meteorológicas adversas. En total, los encuestados consideran el control de la velocidad de crucero como uno de los sistemas de asistencia más importantes en un camión.