Puerto de Málaga

El tráfico de cruceros es una línea de negocio en crecimiento para el puerto de Málaga.

Finalizado el plazo para presentar ofertas de cara a ocupar y explotar en régimen de concesión administrativa una zona náutico deportiva en los muelles 1 y 2 del puerto de Málaga, con el objetivo de impulsar el tráfico de megayates en el recinto malacitano, tres empresas han presentado sus candidaturas para el desarrollo y ejecución de este proyecto.

Esta nueva superficie portuaria contará con una lámina de agua de 41.484 m2 con la correspondiente parcela en tierra de 4.830 m² y una longitud de muelle de 770 metros, que se ocuparían durante un plazo de entre seis y 20 años, con una inversión mínima de 1,5 millones de euros.

De igual modo, la concesión se incluye, también, el edificio situado en la parte más al sur del Paseo de la Farola, junto a la rotonda del faro, así como dos parcelas anexas que suman un total de 745,27 m² destinados a la recepción, registro, control y otros servicios complementarios para atender la demanda de esta actividad.

Así mismo, la concesión conlleva la prestación de los servicios comerciales de gestión de los puestos de amarre, incluida la vigilancia y control, de suministro de agua y energía eléctrica, servicios comerciales y auxiliares relacionados con la actividad principal, prestados exclusivamente a sus usuarios, así como otros que se propongan.