El transporte por carretera ve incrementados nuevamente sus costes de explotación.

Después de que en julio de 2013, CCOO se negase a firmar el convenio colectivo de la Región de Murcia, el sindicato presentó una demanda en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia en contra del convenio, al considerar que su contenido está «plagado de irregularidades» y al contemplar unas condiciones de trabajo que suponen «una vulneración de derechos fundamentales».

Sin embargo, la organización empresarial firmante del convenio, la Federación Regional de Organizaciones Empresariales del Transporte de Murcia, Froet, ha presentado en el juzgado una solicitud de documentación a la Dirección General de Trabajo, como diligencia de prueba, según ha informado CCOO, lo que ha supuesto retrasar el juicio que debería haberse celebrado el 3 de julio.

El juzgado, ante la proximidad de la solicitud al señalamiento fijado para la celebración del juicio, ha decidido un aplazamiento para el próximo 18 de septiembre, con el fin de obtener la prueba documental solicitada, aunque «no supone su admisión como prueba en el acto del juicio por parte del magistrado».

Para CCOO, el aplazamiento supone una «maniobra» por parte de la patronal para dilatar el proceso, alargando la vigencia de un convenio «cargado de despropósitos», que, a pesar de la negativa del sindicato, «pudo salir adelante tras la aprobación por parte de los otros integrantes sindicales en la mesa negociadora, UGT y USO, a pesar de que impone unas condiciones arcaicas y, en algunos casos, fuera de la legalidad».

Entre las cuestiones por las que CCOO presentó la demanda de impugnación del convenio están la consideración de la cabina del camión como alojamiento adecuado «para así no abonar las dietas» o la imputación de las multas de tiempos de conducción en la nómina de los trabajadores, «situación expresamente prohibida por el ET al suponer una sanción de haberes».

Asimismo, incorpora como base de su demanda que el convenio regula unas materias, como el régimen disciplinario y el sistema de contratación, que «invaden la negociación de ámbito superior, por lo que supone una vulneración de la ley».

Además, según el sindicato, se han realizado recortes sobre las condiciones sociales que estipulaba el anterior convenio, como días de asuntos propios, vacaciones, licencias, completos de IT, así como en complementos como dietas, limitación de las horas extraordinarias, nocturnidad, carga del camión, según ha indicado CCOO.