Seat ha introducido un nuevo sistema digital en su fábrica de Martorell para prever posibles incidencias en su línea de producción, a través de una solución de mantenimiento predictivo para las pinzas de soldadura de determinados robots.

La marca estima que a partir de la información generada por estos robots es posible procesar y analizar los datos de las pinzas e implementar algoritmos para predecir cuándo pueden fallar en función del comportamiento de estas variables.

Consecuentemente, el fabricante considera que, utilizando esta información, puede evitar posibles interrupciones en la producción y el abastecimiento, así como aumentar la eficiencia y la productividad general de una instalación que está inmersa en un profundo proceso de transformación digital.

La marca apuesta así por el la tecnología en la nube de Amazon Web Services para detectar mendiante algoritmos posibles incidencias, dentro de una plataforma industrial global que conecta las fábricas del Grupo Volkswagen digitalizando todos sus procesos de fabricación y logística del fabricante germano.

Esta plataforma permite recopilar y sincronizar los datos de las máquinas y los sistemas de todas las plantas en tiempo real y, además, proporciona nuevos conocimientos sobre los procesos de producción para optimizar procesos en la producción y mejorar la productividad de las plantas.