La socimi británica Segro ha afianzado su posición a nivel nacional con cuatro operaciones, una de ellas correspondiente a un llave en mano, situadas en la primera corona de Madrid y Barcelona, que suman 92.000 m².

En la capital, se encuentra la plataforma Segro Logistics Park Getafe I, de 47.000 m², destinada al sector de alimentación, además de dos naves de 18.000 m² y 11.000 m² situadas en la plataforma Segro Logistics Park Getafe II, alquiladas a empresas de bricolaje y construcción, y de informática y electrónica.

En este centro, aún queda disponible una última nave de 9.000 m². Por su parte, en Barcelona, se ha consolidado un proyecto de 16.000 m² en el parque logístico de la socimi en Rubí, para una empresa de comercio electrónico.

En total, su cartera en España ha alcanzado los 440.000 m² y está valorada en los 400 millones de euros, si bien ya prevé incrementar sus inversiones hasta los 1.000 millones en los próximos tres años. Su objetivo es crecer poniendo el foco en activos de calidad y priorizando las localizaciones estratégicas para crear una cartera de inmuebles de distribución urbana y logística de alto valor añadido para pymes y grandes empresas.

Además, con motivo de su centenario, creará un fondo de 12 millones a distribuir en la próxima década entre todas las comunidades en las que opera y que se destinará a iniciativas sociales, económicas y medioambientales. En 2020, se destinará más de un millón del fondo a reforzar su plan de acción por el Covid-19.

Nuevos proyectos

En cuanto a nuevos desarrollos, dos son los proyectos que que va a poner en marcha Segro en el centro peninsular. Por una parte un suelo de 73.000 m² en Getafe, para una nave de 35.000 m² que se plantea en principio para un desarrollo modulable para varios inquilinos, aprovechando su excelente ubicación próxima a Madrid.

El otro proyecto de la británica, aún en fase de tramitación administrativa, será en Coslada, ubicación premium para la distribución en la capital, en el que se demolerá la construcción industrial existente en la actualidad, para levantar una nave de 11.000 m² sobre un suelo de 22.000 m².