Puerto de La Luz en Las Palmas

La petrolera Shell ha comenzado los trabajos para instalar su almacén logístico en el puerto de La Luz en Las Palmas y así atender sus operaciones en el Golfo de Guinea, donde trabajan medio centenar de plataformas petrolíferas.

El objetivo de este almacén es suministrar los equipos necesarios a las plataformas que operan en la región de Guinea, en un contexto de expansión de las explotaciones petrolíferas.

Cabe recordar que la empresa petrolera regresa al puerto que abandonó en 2010, en donde disponía de 40.000 m² en concesión para el suministro de combustibles a los buques. Sin embargo, las actuaciones que realizará están destinadas al abastecimiento de equipos técnicos a la flota con la que trabaja habitualmente.

Actualmente, se está trabajando en la superficie inferior y se están llevando a cabo las obras para adecentar la parcela. Los planes iniciales de la compañía incluían disponer en La Luz de 8.000 m² para su depóstio y unos 400 para una instalación complementaria.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas concedió recientemente el permiso para que la firma petrolera se instalase en la dársena. Según informa el diario regional La Provincia, la Administración ha agilizado los trámites, tras la intención de la compañía de instalarse en la isla. Aún así, el ente portuario deberá acometer los trámites precisos para adjudicar a Shell la concesión de los terrenos.

El puerto canario fue el elegido frente a otros puertos africanos y las negociaciones comenzaron a finales del año anterior. Poco más tarde la empresa emprendió un proceso de licitación internacional para determinar qué firmas asumirían la gestión de las instalaciones.

Según informa el rotativo, la multinacional podrá disfrutar de las ventajas fiscales de la Zona Franca con una ahorro de los costes de almacenamiento y traslada de materiales. Por su parte, la Zona Franca espera que con la entrada de Shell en el puerto, se genere un efecto llamada y se anime a otras empresas a instalarse en la región y así animar la actividad económica en el recinto.