Para su transformación en nuevos productos

Signus gestionó más de 200.000 toneladas de neumáticos fuera de uso

Recoge los neumáticos usados en prácticamente la totalidad de los talleres que cambian neumáticos en el país, alcanzado el número de 25.820 instalaciones atendidas en 2021.

Miércoles, 14/09/2022 por CdS

El 2021 ha sido el año de la recuperación del mercado de reposición español, pues se ha gestionado un 17,3% más.

Durante 2021, Signus, el Sistema Colectivo de Gestión de Neumáticos Fuera de Uso, gestionó 200.286 toneladas de neumáticos fuera de uso que convirtió en nuevos productos útiles para diferentes aplicaciones. El 11,4% se destinó a la preparación para su reutilización, el 36,4% a valorización energética, y el 52,3% restante se recicló en las diferentes plantas de transformación españolas.

Entre los principales usos a los que se destinó el material obtenido al final de su vida útil, 28.318 toneladas de granulado de caucho se utilizaron como relleno en 280 campos de fútbol, 20.767 toneladas en la construcción de 4.100 parques infantiles y 1.674 toneladas de polvo de caucho se incorporaron en 160 kilómetros de carreteras.

El 2021 ha sido el año de la recuperación del mercado de reposición español, pues se ha gestionado un 17,3% más. Además, se han gestionado por primera vez los neumáticos con un diámetro superior a 1.400 mm, obligación añadida recientemente en el Real Decreto que regula las gestión de los neumáticos fuera de uso.

Signus recoge en prácticamente la totalidad de los talleres que cambian neumáticos en el país, alcanzado el número de 25.820 instalaciones atendidas en 2021.

Además, ha continuado trabajando en dar valor a los materiales procedentes del reciclaje, como lleva haciendo desde que comenzó su actividad en 2006, junto a empresas privadas, universidades y centros tecnológicos con el objetivo de garantizar el futuro del reciclado y maximizar el valor de sus componentes.

Durante 2021, gran parte de los esfuerzos y estudios realizados están relacionados con la propuesta de restricción de uso de microplásticos añadidos, que prohibiría el empleo de granulado de caucho como relleno en los campos de césped artificial.

En esta línea, Signus ha puesto en marcha un proyecto de monitorización de un campo de fútbol para evaluar la eficacia de las medidas de contención que evitarían la liberación de estas partículas al medio ambiente.

En paralelo, ha habido otros desarrollos, tales como pastillas de freno o pantallas acústicas de hormigón con caucho reciclado, además de estudios relacionados con el empleo de polvo de caucho en carreteras, que no termina de alcanzar el gran potencial de consumo que tiene.

Prohibición de caucho reciclado en campos de fútbol

Ante el reciente anuncio de la propuesta de la Comisión Europea de prohibir el uso de granulado de neumático en los campos de césped artificial, como parte de sus medidas para erradicar la dispersión intencionada de microplásticos, la Confederación Europea de Industrias del Reciclaje, la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje junto con Signus, advierten de las importantes consecuencias de una medida como la propuesta, sin tener en cuenta otras medidas igual de eficientes y con un menor impacto ambiental.

Según Signnus, con la prohibición del uso de este material el problema no se soluciona, puesto que la liberación de microplásticos procedente del filamento del propio césped artificial será mayor, tal y como se demuestra en los resultados de monitorización que se llevan a cabo en La Coruña.

Si la actual propuesta sale adelante, una ingente cantidad de neumáticos usados no tendrán alternativas de reciclado, lo que originaría un mayor problema medioambiental.

En Europa cada año se procesan alrededor de 150 millones de neumáticos para su reciclaje, lo que supone un neumático por cada tres ciudadanos de la Unión Europea.