Caen los trabajadores extranjeros en el transporte y la logistica en noviembre

Aumentan un 20% los trabajadores afectados por un ERE en el sector.

El número de trabajadores del sector del transporte y el almacenamiento afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ha aumentado un 20% hasta julio de 2016 con respecto al mismo periodo de 2015, situándose en 2.416 personas. 

Según datos provisionales del Ministerio de Empleo, durante los siete primeros meses del año, en el sector transporte y el almacenamiento, 745 trabajadores han sufrido una suspensión de contrato, un 38,2% menos que en el mismo periodo de 2015, 1.094 trabajadores un despido colectivo, un 54,1% más, y a 577 personas se les ha aplicado una reducción de jornada, un 494,8% más que en los siete primeros meses de 2015.  

El fuerte aumento en el sector contrasta con el descenso experimentado a nivel general. Hasta julio de 2016, el número de trabajadores afectados por medidas de regulación de empleo ha sido de 55.869 personas, lo que supone un descenso del 14,5% con respecto al mismo periodo de 2015.

Un mes difícil para el almacenamiento 

El sector del almacenamiento y las actividades anexas al transporte ha sido el que ha experimentado un mes de julio más difícil, con 128 trabajadores afectados por un ERE, frente a los 26 del transporte aéreo y los 29 del transporte terrestre y por tubería. 

No obstante, hasta el séptimo mes del año, el transporte aéreo ha sido el sector que ha experimentado un mayor número de despidos colectivos entre todas las actividades económicas relacionadas con el transporte, afectando a 824 trabajadores hasta julio, a los que se ha de sumar la reducción de jornada a un trabajador.

Durante los siete primeros meses del año, en el sector del almacenamiento y las actividades anexas al transporte se han visto afectados por un ERE un total de 675 trabajadores, 137 de ellos por despidos colectivos, 487 por suspensión de contrato y 51 por reducción de jornada. 

En el transporte marítimo y por vías navegables se ha aplicado una suspensión de contrato a 21 trabajadores y una reducción de jornada a cinco personas, ninguna de ellas desde el pasado mes de marzo. 

Mientras tanto, en la actividad de transporte terrestre y por tubería se han visto afectados un total de 385 trabajadores. Hasta julio, 133 trabajadores se han visto afectado por despidos colectivos y 237 por suspensión del contrato, habiéndose reducido la jornada a 15 trabajadores.

En cuanto a las actividades postales y de correos, se han aplicado 505 reducciones de jornada, ninguna de ellas en julio.