DHL paneles solares

Según la organización estadounidense Madison Gas and Electric, los gastos de energía pueden representar el 15% de los gastos operativos de un almacén, mientras que un informe realizado por Touchstone Energy estima que esta cifra puede alcanzar casi el 10% total de los ingresos.

Los costes más elevados

Dentro de los diferentes tipos de almacenes, evidentemente los almacenes frigoríficos tienen unos mayores costes asociados al consumo energético, que pueden llegar al 65% del total. Este tipo de almacenes también consumen un gran porcentaje de sus gastos en la calefacción del centro el 12%, mientras que el resto de gastos no superan el 10%.

El porcentaje de estos gastos variará según el país y el tipo de mercancía almacenada. Los gastos energéticos que tienen las empresas son inferiores en Asia y EEUU en relación con los de Europa.

Con el fin de recortar los costes energéticos, muchas empresas han implantado medidas de ahorro en lo relativo a iluminación y calefacción. Touchstone Energy ha trabajado recientemente en un proyecto para poner en práctica tecnologías de iluminación con sensores de ocupación, empleando fluorescentes e iluminación haluro metálica. Se estima, que con este proyecto se puede ahorrara unos 14.500 kilovatios por mes.

Así por ejemplo, en  un proyecto para Panasonic en Malasia, con el mayor almacén del país que tiene las menores emisiones de CO2, actualmente trabajan en cuatro líneas con tecnologías que  incluyen la iluminación T5, iluminación con energía solar, además de utilización de materiales reutilizados para la construcción y la reutilización de agua de la lluvia, para reducir el consumo del agua. Se calcula un plazo para la recuperación de la inversión (ROI) en este proyecto de entre nueve y doce años.

Iluminación en los almacenes

La iluminación también ha sido un punto de interés para DHL SC, ya que esta representa el 70% del consumo de energía eléctrica en un almacén.

DHL emplea iluminaciones inteligentes que utilizan la luz solar y sensores de ocupación que detectan el movimiento, además de percibir si hay luz del día suficiente para apagar o no las luces, con lo que se pueden conseguir ahorros del orden del 10%.

«Hemos usado estos sistemas en Europa, Norteamérica y Sudamérica. Ahora ampliamos su empleo en Asia y el Pacífico«, dice Huw Phillips, el director del programa de DHL Real Estate. «En un proyecto reciente con unos costes de 500.000 euros, se han conseguido un ahorro de más de 200.000 euros por año, con una reducciónen la huella de carbono del 10%, a pesar de que el sistema de iluminación de partida ya era eficiente».

Según Phillips, con las condiciones correctas, con los sistemas de iluminación inteligentes se pueden conseguir ahorros de hasta el 60% en los gastos de iluminación. Además, «la utilización de estos sistemas nos permiten alcanzar un ahorro considerable”.

Para encontrar la mejor solución para sus almacenes, DHL invitó a 50 proveedores europeos para hablar de sus ideas mediante un «tender». Las soluciones indicadas por diez de estos proveedores fueron instaladas durante tres meses en un almacén de unas instalaciones del operador en Bélgica. No fue ninguna sorpresa para DHL que el uso de LEDs fuese la opción energética menos costosa para utilizarla a largo plazo, a pesar de que las variaciones en los presupuestos de seis proveedores llegaban a un 27%.

«Si nosotros hubiéramos escogido al proveedor número seis, nuestro negocio habría tenido que generar 4 millones de euros más para cubrir este gasto adicional» dice Phillips. Finalmente se ha optado por instalar una combinación de luces inteligentes T5, fluorescentes y LEDs.

«Los LEDs son mucho más eficientes que las luces de fluorescentes, pero actualmente suponen una inversión inicial de dos a tres veces superior» dice Phillips. «La tecnología se desarrolla muy rápido, y DHL prevé aumentar la iluminación con LEDs en sus almacenes durante los próximos años”.

Diseños innovadores

DHL está construyendo almacenes más respetuosos con el medio ambiente en todo el mundo. En Singapur, cuentan desde 2012 con un almacén que utiliza energías renovables.  El almacén, el primero en Asia en obtener el certificado “Green Mark Platinum”, además, se trata del mayor centro logístico con el certificado “Leed Gold”. Se ha instalado un aislamiento con una combinación de ventana doble, paneles solares en la azotea y revestimiento compuesto, para emitir menos emisiones térmicas.

Este centro combina tecnologías de iluminación innovadoras y aire acondicionado, además del reciclado del agua de lluvia para el riego de las plantas. Fue diseñado para aprovechar la luz natural, y las plantas añaden un entorno sano al trabajador.

DHL también utiliza otras tecnologías innovadoras. Así en sus instalaciones de Leipzig en Alemania, utiliza energía fotovoltaica solar. Además, se pretende reducir el empleo de gas natural durante los próximos dos años. «Los programas pilotos son críticos para nosotros; es importante entender el uso y la viabilidad que tendrán para nuestra empresa. En Alemania utilizamos calderas de condensación modernas» dice Phillips. «Las cifras iniciales sugieren un ahorro de energía de hasta el 30%». 

La empresa de paquetería cree importante informar del programa de implantación de energías renovables a los trabajadores de los almacenes para que, por ejemplo, ahorren energía apagando los dispositivos cuando no los estén utilizando.