DHL ha analizado cómo las funciones, responsabilidades, sistemas, horarios, herramientas y entorno de los trabajadores de la logística cambiará en la próxima década, gracias a su último informe de tendencias «Future of Work in Logistics«.

A medida que la industria se enfrenta a una creciente escasez de mano de obra y a una lucha por el talento, las organizaciones tendrán que implementar estrategias para atraer, retener, desarrollar y motivar a los empleados si quieren tener éxito en la era digital.

El análisis realizado por DHL recoge las opiniones de más de 7.000 profesionales del sector de la logística y la cadena de suministro sobre las oportunidades y los retos a los que se enfrentan.

Por primera vez, los nativos digitales empezarán a superar en número a quienes comenzaron su carrera profesional antes de que Internet fuera una realidad. Los millennials y la generación Z están presionando al sector logístico para que cumpla con las nuevas demandas en torno a la sostenibilidad, la diversidad y la inclusión, el bienestar de los empleados y los entornos tecnológicos.

En combinación con las mejoras en los ámbitos de la digitalización, la automatización y la inteligencia artificial, ya se ha producido un impacto global significativo en los puestos, modelos y lugares de trabajo.

Aunque los expertos no prevén una transformación instantánea y radical del sector logístico que suponga pasar a la automatización total, sí se producirá un cambio gradual a lo largo de los próximos 30 años. Además, habrá una aplicación desigual de las tecnologías en todo el mundo, pues las cadenas de suministro de algunas regiones y equipos experimentarán menos cambios, o más lentos.

Modelo híbrido

La mayoría de los encuestados admitieron que prefieren un modelo híbrido entre el teletrabajo y la oficina, y seis de cada diez profesionales de operaciones quieren trabajar a distancia al menos una vez a la semana, en comparación con cinco de cada diez trabajadores de oficina.

Las organizaciones de la cadena de suministro deben considerar formas de hacer más accesible el trabajo flexible mediante nuevas políticas de RRHH y tecnologías como la teleoperación.

La historia reciente ha demostrado que conocer el orden, la magnitud y la velocidad de la disrupción digital es clave para implementar la respuesta colaborativa adecuada entre humanos y máquinas. En cuestión de semanas, un virus consiguió iniciar cambios que normalmente las organizaciones tardarían años o incluso décadas en adoptar.

Con las tiendas y los restaurantes cerrados durante meses, el comercio electrónico experimentó niveles de crecimiento sin precedentes en todo el mundo a medida que más personas compraban online y que los negocios que tradicionalmente eran físicos se unían a la economía digital.

Este crecimiento del comercio electrónico ha provocado también un aumento masivo de la demanda de mano de obra logística para ayudar a cumplimentar, transportar y entregar los miles de millones de pedidos realizados anualmente.

Para satisfacer la creciente demanda de actividad logística a escala mundial es necesario aliviar la escasez de mano de obra y aumentar la resistencia de las cadenas de suministro. La pandemia por Covid-19 ha marcado un antes y un después de la logística y ha acelerado enormemente su transformación digital.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px