El 11 de enero de 2021 la naviera Stena Line pondrá en marcha, junto a LKW Walter, la Autoridad Portuaria de Rostock y CFL Multimodal una nueva conexión ferroviaria entre la terminal intermodal de Bettembourg-Dudelange, en Luxemburgo, y la terminal de RTM en el puerto de Rostock, Alemania.

Esta línea tiene previstas tres rotaciones semanales, en las que transportará tanto semirremolques como contenedores. Además, permitirá conectar los corredores existentes en Lyon y Le Boulou, en Francia, con el puerto de Rostock, a través de Luxemburgo, y enlazar desde allí con las líneas de ferry hacia el puerto sueco de Trelleborg.

El objetivo es impulsar el cambio modal, pudiendo sacar alrededor de 10.000 camiones de la carretera al año, lo que supone un ahorro de aproximadamente 18.000 toneladas de CO2. De este modo, el operador pretende hacer frente a la demanda de conexiones intermodales regulares entre el sur de Europa Occidental, incluyendo Francia y España, con Escandinavia.

En este caso, el servicio tiene un gran potencial para el transporte de ciertos productos industriales, como madera, papel o acero en el caso de los países del norte de Europa, y productos frescos, como frutas y hortalizas, desde el sur.

Además, permitirá al puerto de Rostock consolidarse como un importante hub ro-ro, con conexiones entre Francia, España y Gran Bretaña, con múltiples destinos del Mar Báltico. Por su parte, CFL Multimodal ampliará su red de servicios, pudiendo conectar la terminal de Bettembourg-Dudelange con los principales centros económicos del continente europeo.