El ferry Stena Germanica comienza a operar impulsado por metanol

El ferry Stena Germanica comienza a operar impulsado por metanol.

La naviera Stena Line ha botado recientemente el primer ferry impulsado con metanol, del mundo. Se trata del Stena Germanica, que cubre la ruta ro-ro entre el puerto de Kiel, Alemania, y Gotemburgo, Suecia, y que ha permitido a la compañía convertirse en la primera naviera que opera con este tipo de combustible. 

Tras varios meses en los astilleros Remontova de Gdansk, Polonia, el buque inició operaciones el pasado jueves 26 marzo, aunque durante la última semana se han realizado varias ceremonias en los puertos alemán y sueco, los días 27 y 30, respectivamente, para presentarlo a los potenciales clientes. 

La conversión de los motores del navío ha supuesto una inversión para la naviera de 22 millones de euros, en parte financiados por los fondos comunitarios que la Unión Europea destina al impulso de las autopistas del mar.

La tecnología instalada ya ha recibido elogios por parte de la industria y el sector marítimo por su respeto al medioambiente, un marco en el que el transporte marítimo está cada vez más presionado para que aumente su sostenibilidad, sobre todo mediante la implantación de nuevas medidas regulatorias que exigen una mayor reducción de emisiones.

En este contexto, el metanol posee las características necesarias para convertirse en el combustible marítimo del futuro, según señalan desde Stena Line, ya que además de ser biodegradable reduce las emisiones de azufre y partículas hasta en un 99%.

[youtube video=»7PZDlkEyVY4″ ancho=»480″ alto=»300″]