STX Medical, operador logístico especializado en el transporte farmacéutico a temperatura controlada, ha adquirido recientemente diez vehículos Toyota Proace Furgón L2H1, con motor diésel 1.6-d de 90 CV, que se sumarán a su flota actual.

El modelo ha sido elegido por su polivalencia y su mezcla de tecnología con confort, según señalan desde el operador. Además, las diez unidades han sido isotermizados e incorporan equipos de frío.

Así, se sumarán a la flota que da servicio a toda la red nacional de transporte, dedicándose al reparto de productos a temperatura controlada, tanto en frío positivo de 2º a 8 º, como a temperatura ambiente, de 15º a 25º.

Con esta inversión, STX Medical posee la mayor red de vehículos a temperatura controlada para el transporte farmacéutico en España, implantada con el objetivo de atender las necesidades de sus clientes y cumplir con la normativa sobre el transporte de medicamentos.

Del mismo modo, la flota propia garantiza mejores condiciones para los clientes en lo relativo a localización, disponibilidad y trazabilidad. 

El Toyota Proace

Este vehículo comercial ligero supone el primer producto de la joint-venture entre Toyota y PSA, que sobre la base del Jumpy de Citröen, se ofrece en tres alturas y tres carrocerías diferentes en el mercado europeo.

Se trata de un furgón con una carga útil de hasta 1.200 kg que, con una gama de hasta 23 versiones, se empezó a comercializar en septiembre de 2013 en España.