La naviera responsable de la Autopista del Mar entre Vigo y Saint Nazaire, Suardiaz Atlántica, quiere dar un paso más en su apuesta por una conexión más sostenible entre la Terminal Ro-Ro de Bouzas y su homóloga en Francia.

Un proyecto que no es nuevo, pues ya en 2016, tanto la Autoridad Portuaria como Suardiaz colaboraron en el proyecto Hive, para a partir de GNL, producir electricidad para suministrar a los buques atracados.

El proyecto presentado por Juan Riva, presidente de Suardiaz a su homólogo en la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez, contempla tres líneas de acción como son la descarbonización de la terminal, la construcción de dos buques ro-roque propulsados por gas natural licuado (GNL) y la apuesta por la digitalización.

La descarbonización de la terminal del puerto de Vigo en la que opera Suardiaz contempla a su vez cinco puntos. La utilización de tractoras de GNL o de hidrógeno para reducir las emisiones, la sustitución de equipos por otros más eficientes y medioambientalmente sostenibles, la generación de energía mediante placas fotovoltaicas, creación de una infraestructura de puntos de recarga y un sistema de bunkering de gas natural desde camiones cisterna.

El proyecto contempla también, la construcción de dos buques ro-ro propulsados por gas natural licuado para cubrir la ruta de la Autopista del Mar, que además equiparían tecnología híbrida con baterías de apoyo, con lo que se conseguirían importantes reducciones en las emisiones.

Por último, la naviera quiere avanzar en la digitalización y mejora de la productividad de las operaciones portuarias relativas a las previsiones de los vehículos, peticiones de bloqueos, de trabajos, cambios de información, datos de recepción, expedición, inspección y la ubicación de los vehículos tras cada movimiento.

La Autopista del Mar entre Vigo y Saint Nazaire tiene, actualmente, una frecuencia de tres salidas por semana y puerto, además de una salida adicional en sentido Norte. Cada semana salen de Vigo un total de cuatro buques con capacidad para 1.200 automóviles o 100 semirremolques en cada viaje con rumbo a Francia.

Los barcos que cubren esta ruta son el SuarVigo y el Bouzas.