La Agencia de Transporte Sueca ha concedido a Scania permiso para probar camiones autónomos en condiciones reales de tráfico en el tramo de la autopista sueca E4 que va de Södertälje a Jönköping.

Los camiones entrarán en servicio comercial con el Laboratorio de Transporte de Scania y se cargarán con mercancías para las operaciones de producción de Scania, aunque por motivos de seguridad también irán ​​con un conductor.

De igual modo, en cada viaje también irá a bordo un ingeniero de pruebas para recabar la información que se transmite al camión desde los sensores que permiten la conducción autónoma.

La marca sueca, que lleva probando camiones autónomos para el transporte en minas de Australia desde 2017, planea amplar para finales de este año las pruebas para cubrir toda la ruta entre Södertälje y Helsingborg e incluso estima que la tecnología de conducción autónoma en vehículos industriales puede estar lista para su introducción en el mercado dentro de los próximos cinco años.

En un primer momento, Scania estima que los camiones autónomos podrían utilizarse en servicios ‘Hub2Hub’, que consiste en expediciones por vías de alta capacidad entre puntos de carga y descarga, toda vez que a la circulación de unidades no tripuladas por carreteras con tráfico en dos sentidos y en entornos urbanos aún le quedan largos años por llegar.