Cognex, empresa especializada en identificación industrial, ha integrado la tecnología de software de lectura de códigos 2DMax+ en los compactos lectores de códigos de barras fijos DataMan 100 y 200. Estos lectores pueden identificar y decodificar códigos de matrices 2-D mal marcados o muy dañados. Además, no se ven afectados por las variaciones en la iluminación, el método de marcación, la calidad del código o el acabado de la superficie.

Tras el éxito de 2DMax+ en las series DataMan 300 y 500 de lectores de códigos de barras fijos, ahora la compañía ofrece este sistema a los usuarios finales que necesitan un formato pequeño de lectores. Esta funcionalidad es especialmente útil en los sectores de envases para el sector farmacéutico, de alimentos, bebidas y productos de consumo. La lectura de códigos de barras en estas industrias suele presentar varios problemas, debido a la mala calidad de impresión, los tamaños de piezas variables, las superficies curvas y las etiquetas dañadas por factores ambientales o la actividad de la cadena de suministro.

Este lector puede leer códigos Data Matrix, incluso cuando faltan elementos fundamentales, incluso puede localizar y decodificar códigos Data Matrix que están sobreexpuestos o subexpuestos, sin requerir múltiples intentos.

Los nuevos lectores  son diminutos y con una carcasa industrial que mide solo 23 x 42 x 64 mm. El DataMan serie 200 incluye la tecnología de lente líquido de enfoque variable para aplicaciones que requieren una mayor profundidad de campo o un nuevo enfoque después de un cambio de producto. Además, también admiten conectividad Ethernet con un amplio rango de protocolos industriales, para seguimiento de piezas en tiempo real, obtención de imágenes, transferencia de datos y perfecta integración con controladores de planta y redes de información. Por su parte, el DataMan serie 100 brinda opciones de comunicación USB y RS-232.