Terminal de contenedores del puerto de Valencia

Los trabajadores del sector de consignatarias, navieras y estibadoras de la provincia de Valencia harán huelga los días 6, 7, 17, 18, 24 y 25 de junio y desde el 1 al 5 de julio para «defender» su convenio ante la «posición intransigente» de la patronal.

En un comunicado, la Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar de UGT-PV y la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO PV indican que se trata de una medida de protesta «ante la falta de voluntad» de la patronal del sector, la Asociación Naviera Valenciana, de «alcanzar un acuerdo» para la renovación del convenio.

Al respecto, mantienen que la Asociación Naviera Valenciana ha «dilatado la negociación del convenio colectivo durante todo el año 2012 y los primeros meses de 2013» al negarse a firmar un nuevo convenio que «actualizase los salarios y los derechos sociales de los trabajadores» del sector y señalan que esa actitud «ha supuesto, en la práctica, la congelación salarial desde hace más de un año«.

Los sindicatos señalan que la patronal pretende «aprovecharse de la situación generalizada de crisis económica» para «eliminar la antigüedad del convenio, ampliar la discrecionalidad de la flexibilidad horaria más allá del 10% y reducir los días de permisos«, entre otras cuestiones.

Por un «convenio digno»

Ambas organizaciones subrayan que un «convenio digno» debería tener una vigencia de cuatro años, de 2012 a 2016, así como adaptar los grupos profesionales, definir categorías y ascensos, fijar el cómputo anual de la jornada, mantener la antigüedad y unir los incrementos salariales a la evolución del IPC.

Además, consideran necesario que se mantenga la ultraactividad en el convenio, al considerar que «en el caso de perderse, significaría que los trabajadores se regirían por el Estatuto de los Trabajadores, con la consiguiente pérdida de derechos desde el día 8 de julio».