El Ministerio de Trabajo tiene previsto impulsar un proyecto de ley con el que pretende aclarar la relación existente entre las plataformas y los empleados que llevan a cabo sus servicios.

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, ha adelantado, en una reunión que ha mantenido esta semana con colectivos de trabajadores de este sector, que la norma establecerá la existencia de una relación laboral entre estas entidades y sus repartidores, que se incluirá en el Estatuto de los Trabajadores.

La intención del Departamento ministerial es tener el proyecto legal antes de la llegada del verano, con el fin de que la llamada ‘Ley Rider’ inicie su tramitación parlamentaria cuanto antes.

Desde hace largo tiempo, existe un profundo debate sobre la condición laboral de estos colectivos que ha llevado a la interposición de diferentes pleitos judiciales que se han resuelto con sentencias dispares aún pendientes de una unificación jurisprudencial.

De igual manera, muchas empresas con esquemas clásicos de contratación laboral han levantado su voz contra un modelo al que han calificado en numerosas ocasiones de competencia desleal, debido, sobre todo, a las diferencias impositivas que les perjudican.

Por contra, las plataformas defienden que su modelo se adapta a nuevos esquemas de trabajo y que aporta una flexibilidad imprescindible en su ámbito de actuación.