Durante la última campaña de vigilancia de camiones y autobuses realizada a mediados de mes, Tráfico ha denunciado por diversas infracciones a 4.823 conductores de camión, cifra que supone un 24,73% del total de 19.499 vehículos controlados en una semana.

De igual modo, también se han llegado a inmovilizar un total de 116 camiones por diferentes motivos.

En estos días de especial vigilancia, la mayor parte de las multas impuestas a conductores profesionales han sido por exceso de horas de conducción.

En concreto, los agentes de tráfico han tramitado 1.976 denuncias por infracciones relativas a los tiempos de conducción, de las que 1.953 correspondían a camiones y 23, a autobuses. Otras 493 sanciones se han debido a cuestiones relacionadas con el tacógrafo, de las que 455 se han dirigido a camiones y 38 a autobuses.

Por otra parte, las denuncias impuestas por exceso de peso y mala estiba de la carga ascendieron a 702, de los cuales 701 fueron a camiones y una a autobuses, mientras que las irregularidades en la documentación relativa al vehículo y al conductor han afectado a 808 conductores, de los que 758 llevaban camiones y 50, autobuses.

Adicionalmente, otros 17 conductores de camión dieron positivo a drogas y otros once tenían tasas de alcohol que fueron sancionadas.

En lo que tocante al cinturón, un total 142 chóferes de camiones y 18 de autobús han sido denunciados por no utilizarlo, mientras otros 121 conductores circulaban a velocidades superiores a las permitidas. De ellos, 118 eran conductores de camiones.