CombiPakt equipara sus camiones electricos con ordenadores de a bordo Transics

La cooperativa neerlandesa de paquetería CombiPakt, integrada en la red de DPD, utilizará ordenadores de a bordo Tx-Max go de Transics en sus nuevos camiones eléctricos. Estos ordenadores no requieren ninguna adaptación especial para integrarse en los vehículos eléctricos, aunque Transics ha desarrollado una función adicional con la que los expedidores reciben una alarma cuando el proceso de carga de la batería se ve interrumpido.

Transics equipará a los tres camiones eléctricos que CombiPakt ha incorporado este año con el objetivo de reducir las emisiones de CO2. Los ordenadores de a bordo de Transics están vinculados con el tacógrafo digital, con el que se puede leer en ruta la tarjeta del conductor y la memoria masiva. También cuentan con sensores de temperatura y están conectados con los sensores de la puerta.

Además, a partir de ahora, los ordenadores contarán con una función para los vehículos eléctricos que controla el estado de carga de la batería. Si el proceso de carga se interrumpe, el expedidor recibirá un mensaje de alarma a través del software de back office Tx-Connect o un mensajes de texto al móvil. De este modo, se puede controlar el proceso de carga y asegurarse de que el siguiente conductor pueda arrancar con la batería llena.

Los Tx-Max Go de Transics, permiten la monitorización de la carga eléctrica en todo momento.

CombiPakt, que nació en 2010 por la iniciativa que lanzó la asociación neerlandesa de empresas TPN-West, se dedica al reparto de paquetes en la ciudad de holandesa de Nijmegen