El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha resuelto la actualización de las tarifas de las autopistas dependientes de la Administración General del Estado, con efectos desde el 1 de enero de 2021, de acuerdo al crecimiento del Índice de Precios al Consumo.

No se incluyen las autopistas gestionadas por Seittsa, para las que siguen vigentes las tarifas aprobadas en el Acuerdo de Consejo de Ministros de 14 de diciembre de 2018. En el caso de las dependientes del Estado que se encuentran bajo concesión, se les aplicará una rebaja del 0,11% con carácter general.

No obstante, por la evolución de los tráficos respecto a los previstos, la reducción será del 0,08% en la AP-66 Campomanes-León, AP-68 Bilbao-Zaragoza, AP-2 Zaragoza-Mediterráneo y AP-7 La Jonquera-Tarragona.

Excepcionalmente, tres autopistas serán objeto de una subida, pues a pesar de aplicarse la reducción, estaban previstos ciertos incrementos para financiar costes relacionados con excesos de valoración de expropiaciones, ejecución de obras o financiación de bonificaciones de peaje, así como para compensar la no aplicación de incrementos de tarifas por razones de interés público.

Es el caso de la AP-7 Alicante-Cartagena, en la que las tarifas variarán un 0,89%, de la AP-9, con un incremento previsto del 0,92%, y de la AP-6, donde la variación será de un 0,74%.