El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha adjudicado el contrato para la explotación de las nueve áreas de servicio existentes en la autopista AP-7 entre Tarragona y Alicante, cuya concesión finalizó el pasado 1 de enero de 2020.

La modalidad de los nueve lotes contratados será de concesión de servicios por un plazo de cinco años, y su objeto será la conservación y explotación de las instalaciones junto con la ejecución de ciertas operaciones de reforma y mejora.

Entre otras mejoras valoradas en las propuestas de los adjudicatarios, se ha incluido la instalación de alumbrado LED, puntos de recarga de vehículos eléctricos, dispensador de AdBlue, puntos de suministro de GNL y GLP, e instalación de placas fotovoltaicas, entre otros aspectos en línea con los objetivos de desarrollo sostenible del Departamento ministerial.

La explotación de las áreas de servicio devengará el correspondiente pago de un canon anual a favor de la Administración General del Estado que asciende en su conjunto a una cantidad de en torno a quince millones de euros.

De las estaciones de servicio adjudicadas, dos se encuentran en la provincia de Tarragona, en Hospitalet y el Bajo Ebro, tres más en Castellón, en Benicarló, La Plana y La Ribera, otras dos en Valencia, en Sagunto y La Safor, y otro par más de ellas en Alicante, en San Antonio y La Marina.