La secretaria general de Transportes, Mª José Rallo, ha participado esta mañana en la IX Jornada Anual del Observatorio del Transporte y la Logística en España, un instrumento dinámico que presenta los datos del transporte y la movilidad a medida que se van produciendo, y se ha convertido en un punto de referencia para las empresas.

En este caso, el informe presentado corresponde al análisis de 2020, el año de la pandemia, cuando se produjo una reducción drástica y sin precedentes en todo lo referente a la movilidad. No obstante, ha recalcado que las cifras del transporte de mercancías ya superan a las del año 2019.

Rallo ha señalado que contar con estos datos resulta fundamental, no solamente por la importancia del transporte y la logística en el PIB español, sino también porque el transporte es un elemento básico desde el punto de vista social.

Cada vez más los organismos internacionales inciden en que para mejorar la confianza de los ciudadanos en las instituciones, es necesario hacer políticas públicas basadas en datos y rendir cuentas a través de indicadores.

Asimismo, deben reforzarse las redes de trabajo, alianzas y agendas comunes entre los diferentes representantes de la sociedad para avanzar hacia objetivos comunes. Por último, en el escenario actual de digitalización, las administraciones deben tener un papel activo en la generación de datos abiertos.

El Observatorio, en este caso, es una herramienta colaborativa impulsada por el Ministerio en la que se aplican estos tres principios básicos. El análisis periódico de todos los modos de transporte de manera sistemática y periódica permite una mejor definición y evaluación de las políticas públicas.

Al mismo tiempo, el Ministerio trabaja en el proyecto para el establecimiento de un espacio integrado de datos de movilidad, incluido en el anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible; en el punto de acceso nacional de transporte multimodal, que incluye la oferta de transportes en España para que pueda ser utilizada por los planificadores de viajes, el Hermes, que es una herramienta para facilitar la utilización de un sistema nacional de transportes, o el estudio de la movilidad a través de Big Data.

Estrategia de Movilidad

El Ministerio articula todas estas políticas y herramientas a través de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada, que define su visión para 2030, la Ley de Movilidad Sostenible, que es la pata regulatoria, y el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, la palanca de financiación que apoya estos objetivos.

Todo el diagnóstico que se ha hecho para el despliegue de la Estrategia de Movilidad se apoya en los indicadores del Observatorio, igual que los indicadores de seguimiento que se han establecido.

No obstante, existe la intención de fortalecer el trabajo que se está realizando en el Observatorio de la Movilidad Metropolitana y se está trabajando intensamente en todos los relacionados con el transporte por carretera, dado que existen aún datos que no se proporcionan en abierto.

Otro de los objetivos es contar con datos separados por género y edad, y va a haber un refuerzo en lo referente a los datos del transporte intermodal. Igualmente, se ha planteado la puesta en marcha de un Observatorio de la Carga Aérea y un Observatorio de la Innovación, así como uno dedicado a la digitalización.

Igualmente, otra de las ideas pasa por el establecimiento de una red de observatorios, que permita reforzar la colaboración. Cabe apuntar que el Plan de Transformación va a suponer 13.000 millones de euros de inversión en la transformación verde y digital de la movilidad, habiéndose otorgado ya subvenciones a Ayuntamientos por valor de 1.000 millones.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110