La aplicación del ERE autorizado por el ministerio de Trabajo a Transporte Ochoa ha tenido como primera consecuencia el cierre del centro logístico de Zaragoza, según ha confirmado la propia compañía a cadenadesuministro.es. El expediente de regulación de empleo autoriza a Ochoa a la reducción de horario de trabajo y retribuciones en un 10%, hasta el 31 de diciembre de  2013. Además, se autoriza la reducción de plantilla de hasta 200 personas de diferentes categorías profesionales, «que se aplicará de forma paulatina hasta el mes de septiembre de 2012«, matizan desde la empresa.

La primera medida se ha comenzado a aplicar desde el pasado mes de mayo,  mientras que la reducción de plantilla también «ha comenzado pero se realizará de forma paulatina hasta llegar a la cifra autorizada«, matizan fuentes de la compañía. De esta forma, aparte de la instalación de Zaragoza, otros centros de trabajo también podrían ver afectados por cierres «pero se está pendiente de determinar en función de la evolución de la actividad de la compañía«.

Mejora la actividad internacional

Por lo que se refiere a la actividad actual de la compañía, desde Ochoa se reconoce que la actividad durante los primeros cinco meses del año se ha caracterizado por el «ritmo de aumento de la actividad internacional, especialmente en el caso de tráfico doméstico portugués«, destaca. También incide en el incremento del uso de las herramientas de internet por los clientes, que han superado en un 24% el numero de servicios documentados y consultas de track & tracing de los envíos, por internet.

En el caso de herramientas específicas para determinados sectores, que incluyen el control de stocks, y logística de aprovisionamiento, el ratio de incremento de uso de estas herramientas ha sido superior al 35%.

Sindicatos, a la espera del recurso

Por su parte, UGT y CC.OO., sindicatos con representación en el comité de empresa de Transportes Ochoa, están a la espera de conocer cuál es la decisión de la Dirección General de Trabajo sobre el recurso  que  presentaron contra la aceptación del ERE propuesto por la compañía logística y de transporte. Según ha asegurado a cadenadesuministro.es, una fuente participante en las negociaciones, «creemos que las medidas propuestas son desproporcionadas y no son acorde con la actividad actual de la empresa«.

Sin embargo, los sindicatos aclaran que en estos momentos la compañía no ha procedido todavía a comunicar qué trabajadores que se verán afectados por el ERE y serán despedidos. «Suponemos que es por un problema de liquidez y que no puedan hacer frente al pago de las indenizaciones«, apunta la fuente sindical, «que se han fijado en un máximo de veinte días por año trabajado«.