La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha destacado en el marco una jornada sobre el crecimiento sostenible de la industria la necesidad de transformar el modelo de crecimiento ante la emergencia climática y de reducir las emisiones y los residuos, así como de cambiar la producción de bienes y servicios.

Sánchez, que ha asegurado que el transporte es uno de los sectores que más emisiones de efecto invernadero provoca y el principal responsable de la contaminación en las ciudades, ha apuntado que descarbonizar la movilidad es una exigencia de salud pública y un imperativo para mitigar el cambio climático.

En este contexto, ha recordado que antes de finales de año se elevará al Consejo de Ministros la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada y el instrumento que la hará posible, la ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte Urbano.

Según la ministra, vincular la movilidad a la protección del medio ambiente y al crecimiento económico se consigue con transportes más eficientes e inteligentes, e impulsando modos menos contaminantes.

En esta línea, ha recordado que los Presupuestos de 2022 destinarán cuantiosos recursos a una movilidad sostenible e innovadora, y que el ferrocarril encabeza estas inversiones con más de 6.700 millones de euros. Por último, ha concluido que es inaplazable interiorizar que la sostenibilidad es rentable y socialmente responsable.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px