El operador Transursedis, perteneciente al Grupo Sursedis, ha incorporado cinco camiones Scania R410 propulsados por GNL, que cuentan con un motor de 13 litros de 410 CV y un par máximo de 2.000 Nm.

Estas unidades, las primeras de Gas Natural Licuado que utiliza, se suman a una flota de 40 vehículos, de los que 39 pertenecen al mismo fabricante. Con ellos, cubre operaciones de transporte nacional, principalmente para el sector de alimentación y bebidas, aunque tiene la intención de abarcar también el mercado internacional.

Disponen del sistema de cambio de marcha automatizado Opticruise, y su funcionamiento ecológico y silencioso las convierte en idóneas para la circulación dentro de las ciudades. De hecho, cuentan con la etiqueta ECO que les permite trabajar en áreas urbanas con limitaciones de acceso y están preparadas para poder utilizar biometano.

Además, incorporan una amplia cabina dormitorio de la serie R de techo alto, con espacio para hasta dos camas y un puesto de conductor de gran comodidad, así como múltiples opciones de almacenamiento.

La compra, realizada en el concesionario Cica de Sevilla, incluye un contrato de reparación y mantenimiento para que el operador pueda tener siempre a punto sus vehículos, a lo que se añade un paquete control 10 para el seguimiento y supervisión de la flota desde cualquier ordenador.