En un momento como el actual en el que la reducción de la huella de carbono en todas las actividades ha pasado a ser una prioridad, el sector inmologístico se enfrenta al reto de que tanto la construcción de las nuevas plataformas logísticas, como su explotación, se realice bajo los parámetros de la neutralidad en carbono. Una de las primeras variables sobre la que es posible actuar, es la del consumo energético, que en gran medida está ligado al consumo en iluminación.

En este contexto, el fabricante de soluciones de iluminación Trilux, ha reunido en un acto en Madrid a constructoras, ingenierías y propietarios de instalaciones logísticas, con el fin de dar a conocer sus soluciones, tanto de producto como de servicios, orientados a maximizar la inversión y la explotación de los sistemas de iluminación, desde el momento del diseño de la instalación y a lo largo de la operativa diaria del activo.

Hay que remontarse a 1980, año de constitución de Zalux como fabricante especializado en iluminación industrial, para seguir la trayectoria de lo que hoy es Trilux Iluminación, integrado en la multinacional alemana con más de 100 años de trayectoria. En estos años la evolución del fabricante, con una planta de 42.000 m² en Alhama de Aragón y una plantilla de 360 personas, le ha permitido pasar de ser fabricante de luminarias a proveedor de servicios para sus clientes, como ha señalado José Antonio López, director general de la compañía durante la presentación.

La productividad en las plataformas logísticas aumenta hasta un 13% con la iluminación adecuada.

Según un estudio de AT Kearney, la productividad en las plataformas logísticas aumenta un 13% con la luz adecuada y el número de accidentes disminuye un 11% en comparación con los sistemas convencionales. Con estas premisas como punto de partida, la oferta de Trilux en iluminación para instalaciones logísticas cuenta con soluciones para todos los usos y para cada zona de trabajo. Desde las zonas exteriores de maniobra de los camiones, a las zonas de preparación de pedidos o a los pasillos del almacén, donde hay que iluminar en condiciones óptimas a nivel de suelo y también  en la operativa con carretillas a máxima altura.

Y todo ello, con productos pensados en el ahorro o que cumplan con los requerimientos de las certificaciones Breeam y Leed, cada vez más habituales, con el producto adecuado y la asesoría durante todo el proyecto, para conseguir la certificación. Unas soluciones que tienen en cuenta tanto los requisitos técnicos, y su repercusión en aspectos económicos, como el diseño de la instalación.

Las soluciones para logística de Trilux comprenden una gama de iluminación contínua E-Line con una eficiencia hasta 190 lm/w,  la serie de luminarias Mirona Fit de tecnología LED con paquetes de hasta 90.000 lm con una versión para trabajar en ambientes de hasta 70ºC o pantallas estancas fabricadas en Zaragoza, para instalaciones con exigencias de almacenamiento de productos químicos o explosivos o a temperatura controlada.

Servicios digitales

La tendencia en iluminación para instalaciones logísticas pasa, cada vez más, por ofrecer además de soluciones eficientes, sistemas de control centralizado con monitorización remota del estado de la instalación y del consumo que consiguen rentabilizar una instalación.

Los servicios basados en la digitalización permiten un mantenimiento predictivo, mediante la prevención ante posibles fallos. Además, la tendencia creciente hacia sistemas inalámbricos, que facilitan acometer posibles ampliaciones de una instalación personalizable de forma mucho más flexible, redunda en menores tiempos de instalación y una puesta en marcha más rápida, con menores costes.

En definitiva, la interconexión de las luminarias, la combinación con sensores y la conexión a la nube abren la puerta a nuevas posibilidades de control y supervisión, que justifican que se les califique a los actuales sistemas de iluminación de inteligentes

Trilux Iluminación, con su amplia gama de soluciones para el negocio logístico desarrolladas desde el conocimiento técnico, le permiten acompañar a sus clientes desde la planificación de la iluminación, hasta el modelo de financiación, con soluciones del tipo «pago por uso».