Centro de Coordinacionde Salvamento Maritimo Sasemar

Desde el Departamento de Seguridad de Flota se han dado instrucciones para abordar el problema para los profesionales del servicio público Sasemar

Desde el sindicato UGT, se señala acerca de los riesgos que supone la nueva situación creada a partir de la crisis del ébola, para los trabajadores de los sectores del transporte como ferroviario, aéreo, carretera y marítimo-portuario.

En el caso de los trabajadores del sector marítimo-portuario, entienden desde el sindicato UGT que se deben articular procedimientos de actuación para las tripulaciones de los buques y aquellas del sector pesquero afectadas por los acuerdos bilaterales de pesca con países del continente africano.

En este ámbito, se señala la necesidad urgente de definir un protocolo de prevención para las tripulaciones de Sasemar por “el especial riesgo que asumen en las operaciones de rescate en el medio marítimo” y, concretamente, aquellas llevadas a cabo para salvar la vida de inmigrantes procedentes de la costa africana.

En la mayoría de rescates de este tipo, hay que contemplar la posible existencia de enfermedades infeccionas, además del ébola, cuya facilidad para el contagio se multiplica en un contexto como el descrito.

UGT tiene constancia de que desde el Departamento de Seguridad de Flota se han dado instrucciones que pretenden abordar el problema para los profesionales del servicio público Sasemar.

En opinión del sindicato, “estas soluciones hacen incompatible la seguridad de los trabajadores con el principio de humanidad por el que debe regir, en un servicio como el que prestan los profesionales de Sasemar”.

En este ámbito, se solicita desde UGT que los Ministerios de Fomento y Sanidad junto a las empresas afectadas y la participación de todos los actores implicados, “sean capaces de aportar soluciones concretas que puedan implementarse en las operaciones de salvamento marítimo”, con el fin de salvaguardar la seguridad de los trabajadores y la vida de los inmigrantes.