productos secos sin envasar

El centro tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) trabaja para desarrollar un envase multicapa, biodegradable y activo, orientado a aplicaciones para alimentos deshidratados, que permitirá mantener su vida útil por encima de los 24 meses

El nuevo envase es una alternativa biodegradable a las actuales disponibles para el envasado en atmósfera modificada (MAP) que proveerá a la industria de alimentos secos una solución rentable en costes y 100% reciclable.

Este desarrollo comercial responde a la creciente demanda global para productos secos o deshidratados, que cuentan con muchas ventajas, como unos costes de transporte más económicos, una capacidad de largo almacenamiento y son fáciles de usar.

Según los responsables del proyecto, la sustitución del 5% de materiales usados en las aplicaciones de envasado MAP actuales reducirían en 300.000 toneladas de envase plástico no renovable que actualmente se está vertiendo en toda Europa.

El consorcio europeo está liderado por la empresa griega Hatzopoulos, enmarcado en el ámbito de desarrollo de nuevas soluciones de envase flexible.

Este nuevo proyecto en colaboración cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea en el ámbito del 7º Programa Marco de I+D+i y por parte española, además de Itene, participan la cadena de supermercados Plusfresc y la empresa Nuevas Técnicas de Coloración.