Poco a poco van cerrándose capítulos en el cierre de Unipost. El último de ellos tiene que ver con el personal, que ha sabido por boca del administrador concursal del operador postal privado que la clausura definitiva de la empresa será a finales de abril y que hasta entonces todo el personal habrá salido en tres fases.

Según informa Comisiones Obreras, el administrador concursal de Unipost ha planificado tres expedientes de regulación de empleo diferentes. En este sentido, el próximo 6 de marzo se reunirá la Comisión de seguimiento del ERE que dará a conocer la próxima lista de despidos, que afectará probablemente en torno a 250 trabajadores y que implicará, además, el cierre de centros.

Posteriormente, en un plazo de entre 15 días y un mes desde ese 6 de marzo, otros 500 trabajadores serán despidos, mientras que el resto de la plantilla dejará sus puestos de trabajo a finales del abril, con la cese de actividad de la compañía.

De igual modo, el sindicato también ha sido informado de que los pagos de las nóminas de los trabajadores se seguirá realizando de manera fraccionada, en virtud de un calendario que empieza el 2 de marzo con el 50% de la nómina de enero, excepto para los que la cobraron en febrero, que sigue el 6 de marzo con el 25% de la nómina de febrero, entre el 12 y el 16 de marzo con el 50% de la nómina de febrero y entre el 19 y el 23 de marzo, el 25% restante.

Por otra parte, y por lo que respecta a la mínima actividad que tiene la empresa, el administrador concursal ha decidido parar la admisión de franqueo, gestionando sólo lo que sea imprescindible con la perspectiva de liquidación, con el fin de evitar seguir acumulando correspondencia, algo que podría dificultar aún más la fase final del cierre.

Según informa Comisiones Obreras, aunque ha habido interesados en hacerse con el operador, parece que tras una primera reunión en la que han sido informados de la situación en la que se encuentra la compañía, no han vuelto a insistir.