El número de ofertas de empleo de la logística está al mismo nivel que el del turismo y la hostelería. Así se ha expresado el presidente de UNO, Francisco Aranda, durante una jornada organizada por Cepyme y Randstad.

Este incremento de la demanda se debe a que para las empresas, la gestión competitiva de la cadena de suministro se ha convertido en una cuestión “estratégica”. Sin embargo, como ha explicado Aranda, “existen verdaderas dificultades para cubrir estas vacantes, debido al desacople entre los planes de formación y lo que necesitamos las empresas. No necesitamos mano de obra, necesitamos cerebro de obra”.

Por otro lado, ha querido hacer hincapié en el hecho de que el sector está inmerso en una “profunda transformación digital” que hace que cada vez más se necesiten profesionales con conocimientos en el manejo de dispositivos móviles, análisis de datos, realidad aumentada, robotización y conectividad.

También son necesarios los expertos en Big Data, capaces de predecir comportamientos de compra para evitar cuellos de botella y mejorar la productividad, la eficiencia y la competitividad.

En eate sentido, el presidente de la patronal ha vaticinado que las empresas que no adapten sus estructuras y sus procesos a las nuevas tecnologías estarán abocadas al cierre. Además, “el talento digital es un recurso escaso que ejerce de imán para las inversiones”.

A este respecto, ha querido recordar que actualmente «los planes de formación oficiales van muy por detrás de las necesidades de las empresas«, lo cual exige una gran reforma de las Políticas Activas de Empleo, cuyos contenidos formativos tienen que ser revisados cada año. De hecho, esta brecha provoca que haya grandes empresas y organizaciones que diseñan sus propios planes de formación.

Igualmente, ha insistido en que la logística “es un sector con muchos picos de actividad, por lo que necesitamos un modelo laboral flexible que nos permita seguir siendo competitivos en todo momento y bajo cualquier circunstancia”.

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110