Urbaser ha desarrollado, en colaboración con la empresa italiana de transformaciones Rampini, un nuevo vehículo totalmente eléctrico de gran tonelaje destinado a la recogida selectiva automatizada de residuos urbanos, que lleva la denominación de Urbaelectric y que es el primero del mundo de estas características.

El camión circula en fase de pruebas en la ciudad de Barcelona y será presentado en sociedad en la feria Greencities que se celebra en Málaga del 25 al 26 de abril.

El vehículo tiene una capacidad de carga de 27 toneladas, equipa un motor Siemens y, según la empresa, ofrece exactamente las mismas prestaciones que los habituales camiones de gran tonelaje que hacen la recogida de residuos de los contenedores urbanos, pero con cero emisiones de gases contaminantes.

Esta reducción supone un ahorro anual de 96 toneladas de CO2, así como la eliminación total de ruidos por funcionamiento del motor, algo de especial importancia en la recogida de residuos, que habitualmente suele hacerse en horario nocturno.

Así mismo, las baterías de tracción de litio que equipa reducen el tiempo de carga a cinco horas, lo que le permite realizar un servicio completo de ocho horas recogiendo entre 200 y 250 contenedores en un recorrido de entre 100 y 130 Km.