Michelin ha desarrollado un sistema de velas automatizado, telescópico e inflable que se puede instalar tanto en buques mercantes como en embarcaciones de recreo.

Este sistema, con la denominación Wing Sail Mobility, Wisamo, aprovecha el viento para minimizar las emisiones contaminantes en el transporte marítimo gracias a un diseño permite reducir el consumo de combustible en hasta un 20%.

Las velas se instalarán por primera vez en un buque mercante en 2022. Así mismo, Michelin espera que el sistema entre en producción inmediatamente, una vez superada la fase de pruebas.

El fabricante galo estima que el sistema resulta especialmente adecuado para los buques de carga rodada, cargueros, petroleros y buques cisterna, de tal manera que puede instalarse tanto en los barcos nuevos, como en los que ya están en servicio.

El rango de uso del ala es uno de los más amplios del mercado, con una eficacia probada en muchos puntos de vela, especialmente cuando se navega en ceñida, de tal modo que se puede utilizar en todas las rutas marítimas.

Así mismo, el mástil telescópico es retráctil, lo que facilita la entrada del barco en puerto, así como su paso por debajo de puentes.

Con este proyecto, Michelin quiere aportar su grano de arena para hacer posible una movilidad marítima más sostenible.