Volkswagen detecta nuevas irregularidades en los modelos Caddy y T6 de 2016.

Más de 210.000 vehículos diésel antiguos han sido ya retirados de las carreteras y reemplazados por modelos más limpios y modernos.

El Grupo Volkswagen ha lanzado un completo paquete de medidas para mejorar la calidad del aire en Alemania mediante un plan de renovación de su flota. Así, ha comenzado a ofrecer incentivos a los clientes por cambiar los vehículos diésel Euro 1 a Euro 4.

Los dueños de este tipo de unidades en cualquiera de las 14 ciudades del país con mayores niveles de contaminación podrán aprovecharse de estas nuevas ventajas por el intercambio, a lo que se sumará el valor residual de su vehículo en el caso de los Euro 4 y también de los Euro 5.

El valor de los incentivos en este caso dependerá del modelo elegido. Estarán disponibles tanto para los nuevos vehículos adquiridos como para algunos usados que se puedan considerar relativamente nuevos.

Volkswagen Vehículos Comerciales, además de Audi, Seat, Skoda y Volkswagen, que son las marcas que actualmente integran el grupo, darán a conocer en breve sus programas específicos para la renovación.

Los propietarios de los vehículos afectados por la medida recibirán próximamente una carta de la Autoridad Federal Alemana de Transportes a Motor, informándoles sobre estas ventajas.

El Grupo Volkswagen, que ya había puesto en marcha un programa de este tipo en agosto de 2017, ha demostrado que la renovación sistemática de la flota constituye una manera rápida y muy efectiva de mejorar la calidad del aire.

Más de 210.000 vehículos diésel antiguos del grupo han sido ya retirados de las carreteras, desguazados y reemplazados por modelos más limpios y modernos. Este plan, en combinación con las actualizaciones de software que se han aplicado, ha contribuido a una reducción de las emisiones de CO2 de 10.000 toneladas anuales.