nissan-navara-n-guard

El vehículo puede proporcionar una mejor experiencia en carretera con el pack ‘off-roader’ AT32.

Nissan ha empezado a comercializar una versión especial de su pick-up Navara, con mejoras en su diseño exterior e interior, que ha sido recientemente presentada en la IAA de Hannover. Se trata del nuevo Navara N-Guard, para el que se ha tomado como base la versión Tekna, resaltando su aspecto robusto y mejorando sus condiciones.

Con nuevos distintivos, acabados en negro para la parrilla frontal, marcos de los faros antiniebla, carcasas de los espejos, tiradores y parachoques trasero, incorpora estribos laterales y barras de techo a juego, además de llantas de aleación negras de 18 pulgadas. El interior de los faros también se ha oscurecido, y viene de serie con techo solar con cristal tintado.

Disponible en gris oscuro, negro metálico o blanco tormenta, puede proporcionar una mejor experiencia en carretera con el pack ‘off-roader‘ AT32, que incluye una suspensión personalizada para aumentar la altura de conducción en 20 mm y proteger los principales componentes de los bajos y neumáticos más grandes de 32 pulgadas.

También incorpora un esnórquel para mejorar la profundidad de vadeo, que unido al diferencial delantero bloqueable, lo convierte en un modelo más eficaz que su predecesor. En cuanto a los avances tecnológicos, integra un asistente de arranque en pendiente, control de descensos, sistema anticolisión frontal, y cámara 360.

Al igual que el resto de vehículos comerciales ligeros de Nissan, se entrega con una garantía de cinco años o 160.000 km. El Navara se fabrica desde 2015 en la planta del grupo en la Zona Franca de Barcelona, donde también se produce la pick-up Renault Alaskan y el Mercedes-Benz X Class.