El primer tren de mercancías que unirá directamente China con España ha partido este martes, desde la ciudad oriental china de Yiwu, uno de los principales centros mundiales de fabricación de productos de consumo doméstico, con destino a Madrid.

El tren, con 82 vagones, tardará 21 días en cubrir los 13.000 kilómetros de distancia entre tierras chinas y españolas, en los que cruzará otros seis países: Kazajistán, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Alemania y Francia.

Yiwu es el mayor mercado de venta al por mayor del mundo, una situación que ha motivado a las autoridades chinas a lanzar este servicio de enlace con Europa, uno de sus principales mercados.

«La nueva línea abre un canal más eficiente para que los productos de Yiwu viajen al extranjero, reduciendo la gran dependencia del transporte marítimo y aéreo«, destacó a la agencia Xinhua el encargado de aduanas local Lin Jiang.

En los últimos meses China ha comenzado a fletar este tipo de transportes de carga ferroviarios con destino a Europa, aunque el que ha partido este martes será el primero con un destino español y el que cubra la mayor distancia de todos los organizados hasta ahora.