El pasado 2021 ha sido un año de recuperación para el empleo en el sector logístico.

Esta tendencia al alza se refleja en un importante incremento en la contratación de carretilleros que, tras un 2020 muy flojo, ha ganado terreno durante 2021, especialmente en el último tramo del ejercicio, para superar el volumen de contratos de trabajo que se suscribieron para esta categoría profesional en 2019, antes de la irrupción de la pandemia.

Así pues, el pasado 2021 se han sumado un total de 100.030 contratos laborales para operarios de carretillas, cifra que es un 25,39% superior a la registrada un año antes, en 2020.

De igual modo, ese volumen de contratos también supera a los 94.991 registrados en 2019, e incluso al máximo histórico de 2018, año en el que se sumaron 97.993 contratos de trabajo para este colectivo y tras el que se rompió la tendencia al alza que se registraba desde 2013 y que condujo a las caídas de 2019 y 2020.

En concreto, los 100.030 contratos para carretilleros de 2021 se colocan un 5,3% por encima del registro de 2019 y un 2,08% por encima del de 2018.

El buen registro de la contratación de carretilleros durante 2021 tiene su razón de ser en la evolución registrada tras el verano.

El volumen anual de 100.030 contratos de trabajo para carretilleros suscritos en 2021 supone un nuevo máximo y rompe la tendencia a la baja de 2019 y 2020.

Particularmente, desde julio y hasta diciembre los registros mensuales de contratos de trabajo para este colectivo se han colocado sistemáticamente por encima de las cifras de carretilleros en paro de cada uno de esos seis meses.

Esta tendencia ha servido para consolidar una creciente escasez de estos profesionales, como evidencia el hecho de que haya disminuido el índice de rotación de este colectivo, mientras que, al mismo tiempo, se ha incrementado su tasa de movilidad, lo que refleja que existe demanda y voluntad de estos trabajadores por encontrar empleos adecuados a su demanda.

Sin embargo, el gran pero de la contratación de carretilleros durante el año pasado está en la alta estacionalidad, fruto de la incertidumbre que viven las empresas de logística y transporte, y que les impide consolidar el empleo.

Exactamente, en 2021, 95.998 contratos laborales para carretilleros han sido temporales, un 95,97% del total anual.

En paralelo, el paro entre los operarios de carretillas ha terminado el pasado 2020 con una cifra de 7.323 carretilleros parados, un 18,88% menos que en el último mes de 2020.

Así mismo, en diciembre de 2021 también se han registrado 83.839 demandantes de empleo como carretilleros, cuando en diciembre de 2020 había 125.521, un 33,21% más.

En definitiva, durante 2021 se ha incrementado la demanda de carretilleros y se ha acentuado la escasez de estos profesionales.