Galp Energía se ha adjudicado el contrato de suministro de gasóleo B a Adif, para combustible de trenes y otros vehículos ferroviarios durante el próximo año 2014 por un importe de 73,92 millones de euros, según ha informado el regulador ferroviario.

La petrolera se ha hecho con el total del contrato de suministro, que estaba dividido en cuatro lotes, al realizar la oferta con un menor precio para cada uno de estos lotes.

Adif calcula que consume unos 94,6 millones de litros anuales de gasóleo B exento de impuestos especiales para combustible en el transporte ferroviario, además de aportarlo a los puestos de la red de aprovisionamiento de la compañía y a vehículos ferroviarios.

También consume alrededor de un millón de litros de gasóleo B bonificado al año para utilizarlo en grúas portacontenedores y otros motores y vehículos no autorizados para circular en las vías públicas.

No obstante, el importe final del suministro de gasóleo dependerá de los consumos reales que se produzcan a lo largo del ejercicio, según indicó Adif.

Adif sacó a concurso este contrato repartido en cuatro lotes que agrupaban los puntos de suministro de una determinada zona geográfica.

En los dos tipos de gasóleo, las empresas licitadoras debían presentar dos tipos de ofertas. Una oferta con diferencial único para los puntos de suministro fijo y móvil, y una segunda con dos diferenciales, uno para los puntos fijos y otro para los puntos móviles. Finalmente, Adif ha optado para todos los lotes por el primer tipo de oferta.